Por lo general, las empresas que ya tienen cierto tiempo en el mercado suelen tener una amplia variedad de clientes, quienes requieren una gestión adaptada a sus particularidades. Esta situación plantea un gran reto porque está en juego no solo la satisfacción del cliente y/o su lealtad, sino también, la adecuada orientación de los esfuerzos y recursos de la organización.

En ese sentido, este artículo te explica cómo llevar una gestión diferenciada entre los clientes habituales y las ventas ocasionales.

1. Lo primero ha tener en cuenta son los cuatro parámetros (94, 122 y 127), los cuales estarán habilitados o no según los requerimientos del cliente. Podrás realizar esta configuración desde el «Asistente de parametrización»

ocasionales 1

2. En el caso de que necesitemos que el cliente que registremos quede grabado al cargar una factura, habilitamos los parámetros 94 y 122.

Previamente debemos tener un cliente cargado como consumidor final en el ABM de Clientes.

Vamos a cargar la factura, elegiendo el cliente «Consumidor final» y presionamos en el icono señalado en la imagen.

ocasionales 2

3. Cargamos los datos y si deseamos grabarlos, tildamos “Grabar Cliente”. Si el código ya existe, nos avisara y nos propondrá el próximo código.

ocasionales 3

4. Presionamos Aceptar y nos grabara el cliente en el ABM.

ocasionales 4

Automáticamente el software nos va a copiar los mismos datos que tenga el cliente consumidor, excepto los que detallamos nosotros en el alta del cliente ocasional. El resto de los datos del cliente se pueden modificar desde el ABM de clientes.